El efecto de las resoluciones judiciales del Reino Unido en su jurisprudencia: terminología

El ordenamiento jurídico del Reino Unido se rige por la doctrina del precedente judicial o stare decisis, que significa «estarse a lo decidido», es decir, considerar vinculantes los razonamientos seguidos en procesos similares. Así, una vez que un tribunal ha resuelto un proceso, los de instancia inferior están obligados a atenerse a dicha resolución.

Una de las características que diferencian el sistema anglosajón del modelo continental es su flexibilidad, ya que no se basa en códigos rígidos. Así, los tribunales de instancia superior (el Supreme Court y el Court of Appeal), en sus decisiones, van adaptando, modificando o modernizando los principios jurídicos formulados en decisiones pasadas.

Habrá casos en los que ratifiquen o consoliden un precedente, otros en los que simplemente lo tengan en cuenta sin llegar a aplicarlo o anularlo y otros en que lo dejen sin efecto porque ya no lo consideran autoridad. Por tanto, el efecto de las resoluciones puede ser neutro o positivo para el precedente, pero también negativo, ya que al cuestionarlo o desaprobarlo le restan fuerza.

A continuación incluyo un listado de términos que se emplean al citar precedentes y que se refieren precisamente al efecto que tienen las resoluciones judiciales en estos. Y en este caso, con resolución me refiero al razonamiento (ratio) adoptado por los jueces. Son algo complejos y presentan algunos matices que pueden dificultar su distinción:

Affirm: el tribunal coincide con la resolución dictada por un tribunal de instancia inferior en la misma causa y, por tanto, la ratifica.

Apply: el tribunal considera vinculante una resolución judicial dictada en una causa anterior (cuyos hechos difieren de los de la presente causa), por lo que ha aplicado el mismo razonamiento en esta.

Approve: un tribunal de instancia superior indica que otra causa dirimida en uno de instancia inferior se resolvió correctamente.

Follow: el tribunal considera vinculante una resolución judicial dictada en una causa cuyos hechos son sustancialmente similares a los de la causa de la que se ocupa.

Consider: el tribunal tiene en cuenta una resolución dictada en una causa anterior, pero no llega a una conclusión definitiva con respecto a su aplicación.

Disapprove: el tribunal considera que una resolución dictada por un tribunal de instancia inferior en otra causa no fue correcta, por lo que no está conforme con la misma, si bien no la anula.

Doubt: el tribunal cuestiona una resolución judicial anterior porque considera que podría haber sido incorrecta, si bien no la anula.

Distinguish: esta categoría se considera importante, ya que permite ajustar los principios jurídicos. El tribunal matiza el precedente distinguiendo los hechos del caso del que se ocupa de los de uno anterior y determina por qué la decisión adoptada en este no debería aplicarse en aquel.

Not follow: el tribunal no considera vinculante una resolución judicial dictada en una causa cuyos hechos son sustancialmente similares a los del proceso del que se ocupa.

Overrule: el tribunal deja sin efecto una resolución anterior de un tribunal inferior en otra causa.

Reverse: el tribunal determina que la sentencia emitida por el tribunal de instancia inferior en la misma causa fue equivocada y, por tanto, la anula o invalida. Es lo contrario de “affirm“.

Es importante distinguir entre “overrule” y “reverse“. En la primera, el tribunal invalida una resolución de un tribunal inferior en otra causa distinta, mientras que en la segunda un tribunal superior (de apelación) anula una decisión de un tribunal inferior en la misma causa.

Además, “apply” difiere de “follow” en que en la primera categoría los hechos de la causa actual son distintos de los de la causa anterior, mientras que en la segunda son sustancialmente similares.

Por último, un precedente puede quedar reemplazado por la legislación. En este caso, se emplea el verbo “supersede“.


FUENTES

Holland, James & Webb, Julian. Learning Legal Rules. 8.ª ed, Oxford University Press, Oxford, 2013. Págs. 80-81 y 152-168.

Alcaraz Varó, Enrique y Hugues, Brian. Diccionario de términos jurídicos inglés-español, Spanish-English. 8.ª edición, ed. Ariel, Barcelona, 2005.

Digiprove sealCopyright protected by Digiprove © 2020 Virginia Pérez Román BA GDL MCIL CL

Post a comment